¿Se podrían usar riñones de pacientes con hepatitis C tras su curación?

Nuevos estudios plantean el trasplante de riñón de donantes VHC+ en receptores VHC−

Uno de los retos a la hora de mejorar las cifras del trasplante renal es conseguir un mayor número de donantes y, para ello, un mayor porcentaje de posibles candidatos. Así, hasta hace poco había grupos de población que quedaban descartados como posibles donantes, como eran aquellos infectados por el virus de la hepatitis C. En este sentido, el impacto de los nuevos fármacos ha conseguido no solo mejorar la salud de estos pacientes, sino que también ha abierto posibilidades en cuanto a futuros trasplantes.

De hecho, los nuevos antivirales de acción directa han conseguido, en los últimos cinco años, la curación en casi el cien por cien de los casos tratados. Es por ello que nuevos estudios[i] se han centrado en explorar las posibilidades respecto a utilizar riñones de donantes infectados VHC+ para trasplante en receptores no infectados y poder tratarse y curarse tras el trasplante renal precoz.

La hepatitis C en el trasplante renal

La infección por el virus de la hepatitis es la principal causa de enfermedad hepática en el trasplante renal y comporta un riesgo aumentado de enfermedad hepática crónica, cirrosis y hepatocarcinoma. Asimismo, es considerada un factor que reduce la supervivencia del paciente y del injerto en trasplante renal.

Es por ello que una vez demostrado que el trasplante de órganos puede transmitir el virus de la hepatitis C (VHC) se llegó al consenso general de afirmar que los riñones de donantes VHC+ no se deben trasplantar en pacientes VHC−. Sin embargo, debido a la escasez de órganos se planteó la posibilidad de trasplantarlos en receptores VHC+. Las primeras experiencias demostraron que esta práctica era segura[ii] y comenzó a incluirse en las guías clínicas.  A pesar de ello ha sido una práctica que tradicionalmente ha generado múltiples[iii] controversias.

Los últimos trabajos señalan que el uso de riñones de donantes VHC+ en receptores VHC ARN+ es una política segura a largo plazo que ofrece una supervivencia del paciente mayor, que la de los pacientes VHC+ que permanecen en lista de espera para trasplante renal.

Nuevas posibilidades

Teniendo en cuenta que la lista de espera para trasplante renal va en aumento en una gran cantidad de países, ha surgido la pregunta sobre si en la época de los nuevos antivirales, el trasplante de riñón de donantes VHC+ en receptores VHC−[iv]  podría ser también una opción de futuro.

En este sentido, destacan dos ensayos norteamericanos que utilizaron riñones de donantes VHC+ en receptores VHC−, que fueron pioneros en evaluar la posibilidad y la seguridad de esta opción terapéutica.

La conclusión de los mismos es que, si bien estas experiencias son prometedoras, y es una vía de estudio, aún se debe tomar con cautela hasta tener más resultados al respecto. De hecho, la Conferencia de Consenso del VHC de la Sociedad Americana de Trasplante[v] recomienda que: “el trasplante de órganos de donantes VHC+ en receptores VHC− debe ser realizado únicamente como un protocolo de investigación con un exhaustivo y riguroso consentimiento i