Este sitio web está dirigido exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España

Sanofi

11 de Marzo de 2020 | Noticias

Uno de los factores de riesgo más obvios de la enfermedad renal es la obesidad. Esta relación tiene que ver con el aumento de riesgo de diabetes e hipertensión asociada, pero también cabe tener en cuenta que la obesidad en sí misma tiene un impacto directo en el desarrollo de enfermedad renal crónica y enfermedad renal crónica terminal. La explicación es que, en las personas que padecen obesidad1, se produce un mecanismo de hiperfiltración, probablemente compensatorio, para satisfacer la alta demanda metabólica asociada al aumento del peso corporal. El aumento de la presión intraglomerular puede generar una lesión renal estructural e incrementar el riesgo de desarrollar enfermedad renal a largo plazo.

Asimismo, diversos estudios epidemiológicos han demostrado que la obesidad es un importante factor de riesgo para el desarrollo de proteinuria e insuficiencia renal2 en la población sana. Por otra parte, también se ha comprobado que la pérdida de peso produce un descenso en la proteinuria en las nefropatías crónicas proteinúricas de cualquier entidad.

Ante esta evidencia, los especialistas tienen claro que la pérdida de peso y el tratamiento de la obesidad es un objetivo primordial en estos pacientes. Un objetivo que no siempre es fácil alcanzar. En este contexto, una nueva investigación señala que las cirugías de pérdida de peso podrían ser una buena alternativa.

Cirugías seguras

En concreto, expertos de la Universidad de Michigan han evaluado en qué medida estos pacientes se someten y se benefician de la cirugía para perder peso, concluyendo que la gastrectomía en manga es segura y su uso ha aumentado en los últimos años. Por ello, reflexionan que la insuficiencia renal no debe considerarse una contraindicación para la cirugía de pérdida de peso , sino que, de hecho, este tipo de cirugías suponía una mejora en la supervivencia.

Analizando datos de Medicare para los años 2006 a 20164 , observaron que el número de pacientes con insuficiencia renal sometidos a cirugía de pérdida de peso aumentó 9 veces entre 2006 y 2016. El uso proporcional de la gastrectomía en manga, que se realiza por vía laparoscópica y es más simple que otras cirugías de pérdida de peso, aumentó desde menos del 1 por ciento del peso en cirugías de pérdida en 2006 hasta el 84 por ciento en 2016.

Respecto a la seguridad de estas técnicas aplicadas en pacientes frágiles, como son aquellos con insuficiencia renal, se observó que las tasas de complicaciones para la gastrectomía en manga fueron similares entre pacientes con y sin insuficiencia renal (3,4 vs. 3,6 por ciento); sin embargo, los pacientes con insuficiencia renal tuvieron más reingresos hospitalarios (8,6 frente a 5,4 por ciento) y estadías en hospitales un poco más largas (2,2 frente a 1,9 días). Pese a ello, los investigadores creían que era necesario recabar más información al respecto, para lo que recomendaban la realización de ensayos clínicos que comparan los beneficios y riesgos de estos procedimientos en la población de diálisis.

Gastrectomía en manga

Respecto a la propia intervención, la gastrectomía en manga5 consiste en extirpar una porción del estómago, a través de un procedimiento mínimamente invasivo, que deja al estómago con el tamaño y forma aproximado de un plátano.

Al reducir el tamaño del estómago, se limita la cantidad de comida que el paciente puede ingerir, haciéndolo sentir satisfecho con raciones más pequeñas, y ayudando por tanto a la pérdida gradual de peso. Esta técnica también es conocida como manga gástrica y es una de las cirugías más comunes para la pérdida de peso, siendo una alternativa más simple que por ejemplo el Bypass Gástrico.

 

1https://www.revistanefrologia.com/es-obesidad-enfermedad-renal-consecuencias-ocultas-articulo-S0211699517300553

2https://www.elsevier.es/es-revista-hipertension-riesgo-vascular-67-articulo-relacion-entre-obesidad-desarrollo-insuficiencia-S1889183708717380

3https://cjasn.asnjournals.org/content/14/6/882

4https://www.eurekalert.org/pub_releases/2019-07/ason-wls071819.php

5https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007435.html

Back To Top