Este sitio web está dirigido exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España

Sanofi

20 de abril de 2017 | Noticias
La prevalencia de la enfermedad renal crónica no deja de crecer en España

La enfermedad renal crónica (ERC) es un término genérico que define un conjunto de enfermedades heterogéneas que afectan la estructura y función renal. La variabilidad de su expresión clínica es debida, al menos en parte, a su etiopatogenia, la estructura del riñón afectada, su severidad y el grado de progresión1.

Por su prevalencia y gravedad, la enfermedad renal crónica (ERC) es un problema de salud pública a nivel mundial, afectando al 10% de la población2.

La atención representa alrededor del 3% del gasto sanitario

El largo y duro camino del paciente con ERC genera un importante impacto emocional tanto a nivel personal como familiar. Por ello, es importante la información y la formación en estrategias que permitan vivir con la enfermedad. La implicación del  paciente es clave para el autocontrol de la enfermedad3.

Asimismo, el Registro de la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.) muestra que la mortalidad de la enfermedad renal crónica se ha venido situando por encima del 8% en la última década. Los segmentos de población con mayor prevalencia de ERC son, por este orden, el de la población entre 65 y 74 años, con una prevalencia por encima de los 3.000 pacientes por millón de población (ppm); el de la población de más de 75 años, con una prevalencia de 2.638 ppm; y el de la población entre 45 y 64, por encima de 1.765 ppm. Se estima que la atención de estas patologías del riñón representa alrededor del 3% del gasto sanitario total en España.

La prevalencia de la enfermedad renal crónica no deja de crecer en España y cada año unas 6.000 personas con insuficiencia renal avanzan en el deterioro causado por su enfermedad hasta necesitar tratamiento renal sustitutivo: hemodiálisis, diálisis peritoneal o el trasplante renal.

Es conveniente trabajar en la detección precoz de la ERC

Para la doctora Carmen Fraile, especialista en Nefrología del Hospital Universitario HLA Moncloa: “La enfermedad renal crónica, en un elevado porcentaje de pacientes, cursa de manera asintomática durante mucho tiempo, por ello es difícil su prevención. Más del 9% de la población general presenta algún grado de enfermedad renal crónica, lo cual es significativo. Aunque de difícil diagnóstico, es conveniente trabajar en la detección precoz, para ralentizar su progresión y así evitar complicaciones cardiovasculares, estrechamente relacionadas con ella y que empeoran el pronóstico”.

España está entre los países europeos con mayor prevalencia de la enfermedad renal crónica, sólo superado por Grecia, Francia, Bélgica y Portugal. Se estima en todo caso que los 55.000 pacientes que están en Tratamiento Renal Sustitutivo (TRS) en nuestro país son sólo una parte de los cuatro millones de pacientes que sufren algún tipo de insuficiencia renal, y de los que un 25% desconoce su enfermedad.

Estrategias de renoprotección  

Se entiende por renoprotección al conjunto de procesos dirigidos al manejo del paciente con ERC, y que englobaría los fenómenos de progresión, remisión y regresión de la enfermedad renal, especialmente en sus fases precoces. En los últimos años, se ha constatado la importancia de la ERC como uno de los problemas de salud más relevantes del mundo industrializado. Se hace necesario la identificación de regímenes terapéuticos óptimos y obliga a realizar esfuerzos para identificar y tratar aquellos pacientes con mayor riesgo de presentar enfer­medad renal.

El tratamiento de la hipertensión arterial (HTA), la hiperlipemia, la prevención de la obesidad, la reducción de peso, el abandono del hábito tabáquico y el ejer­cicio físico son acciones cuyo potencial terapéutico nefroprotector está siendo progresivamente aceptado, en particular en los pacientes con Diabetes tipo 2. Podemos aceptar que con las terapias renoprotectoras, actualmente disponibles, es posible conseguir un enlentecimiento en la progresión de la ERC, y que en algunas ocasiones, este proceso ha podido detener de manera completa la progresión del daño renal, y en algunas circunstancias incluso revertirla.

Si avanzamos un poco más en este concepto, existen evidencias que muestran la posible regresión de las lesiones renales ya establecidas. Todo esto hace nece­sario que estos tratamientos se extiendan y se apliquen a la práctica diaria, por lo que ya están en marcha ensayos con estrategias de renoprotección que emplean fármacos que actúan sobre diversos mecanismos presentes en la progresión de la ERC4.
1Documento Marco sobre Enfermedad Renal Crónica (ERC) dentro de la Estrategia de Abordaje a la Cronicidad en el SNS.

2A Otero et al. EPIRCE (Epidemiología de la Insuficiencia Renal Crónica en España). Nefrología 2010;30(1):78-86.

3J.M  Millaruelo. Aten Primaria. 2010;42 Supl 1:41-47.

4Estrategia de abordaje de la enfermedad renal crónica en Canarias.

Back To Top