Este sitio web está dirigido exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España

Sanofi

17 de abril de 2019 | Noticias
Los pacientes renales tienen un mayor número de comorbilidades y tratamientos

Pese a ello la Nefrología es una especialidad infravalorada

En Medicina, se tiende a valorar la complejidad o gravedad de cada caso según la propia patología, otorgando en este caso una mayor relevancia a enfermedades oncológicas, cardiovasculares[i] o neurológicas. Sin embargo, actualmente, ante un nuevo modelo de paciente pluripatológico, generalmente de edad avanzada y con varias enfermedades crónicas, los especialistas entienden que cada vez es más difícil ver cada caso de forma compartimentada, sino que hay que valorar la complejidad de las propias comorbilidades y los tratamientos de cada paciente.

En este aspecto, parece que los enfermos renales son uno de los grupos de pacientes con mayores complejidades. Así lo indica un estudio publicado en JAMA Network Open[ii], que establecía que los pacientes atendidos por nefrólogos, especialistas en enfermedades infecciosas y neurólogos eran cada vez más complejos, mientras que los pacientes atendidos por alergólogos, dermatólogos y médicos de familia tendían a ser menos complejos.

Más retos pendientes

En concreto, en el caso de los pacientes de Nefrología[iii], el trabajo demostraba que los pacientes con una enfermedad de riñón tenían el mayor número de comorbilidades, consumían un mayor número de medicamentos y un mayor riesgo de hospitalización a largo plazo, así como una mayor mortalidad.

Asimismo, aunque por detrás de los pacientes con enfermedades infecciosas, los pacientes con enfermedad renal también eran de los que más cantidad de especialistas precisaban en su estancia, y los que tuvieron una estancia hospitalaria más larga.

Estos resultados se obtuvieron del análisis de una población de 2,5 millones de adultos canadienses, a través del establecimiento de 9 marcadores diferentes de la complejidad del paciente. Los mismos se definieron como: número de comorbilidades, presencia de enfermedad mental,  especialidades involucradas en el cuidado de cada paciente, número de médicos involucrados en el cuidado de cada paciente, número de medicamentos recetados, número de visitas a urgencias, tasa de mortalidad, tasa de hospitalización y tasa de ingresos en centros de larga estancia.

El valor de la complejidad

La conclusión de este estudio era que la complejidad de los pacientes debería ser un factor a tener cada vez más en cuenta en la gestión de los hospitales. Una cuestión que afecta especialmente al área de Nefrología.

“El estudio mostró que los pacientes renales son los pacientes más complejos y vulnerables, pero en muchos sistemas de salud europeos se descuida la Nefrología en comparación con otras disciplinas médicas. Esto no solo implica financiación e infraestructura, sino también la imagen y reputación de la especialidad y la conciencia pública sobre las enfermedades renales”, indica Carmine Zoccali[iv], presidente de ERA-EDTA .

De esta forma, instaban a los políticos a tener más en cuenta la complejidad e invertir más en el tratamiento de pacientes vulnerables. Igualmente, insistían en que es clave tener en cuenta que la experiencia clínica y la literatura disponible sugieren que la complejidad general incluye no solo los problemas médicos, sino también las características sociales. Por último, alertaban de que actualmente no existe una definición acordada de complejidad del paciente, lo que hace aún más complejo tomar este tipo de decisiones.

[i]https://www.who.int/features/qa/18/es/
[ii]https://jamanetwork.com/journals/jamanetworkopen/fullarticle/2716991
[iii]https://www.eurekalert.org/pub_releases/2018-12/e-kpa122118.php
[iv]https://www.era-edta.org/Zoccali2013.html

Back To Top