Este sitio web está dirigido exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España

Sanofi

11 de Marzo de 2020 | Noticias
Las dietas vegetarianas se asocian a resultados favorables en la enfermedad renal

Cada vez hay más personas que optan por una dieta vegetariana, es decir, que evitan el consumo de carne para primar el de verduras y frutas, aunque al contrario que los veganos, sí que toman otros productos derivados de animales como la leche o el huevo. No se trata de un sector residual de la población, ya que según el informe ‘Nuevas tendencias alimentarias a nivel mundial1 realizado por IPSOS, uno de cada cinco españoles sigue una dieta vegetariana, flexitariana o pescetariana.

Ante este incremento de dietas parcial o totalmente vegetarianas, desde la OCU2 recordaban que los vegetarianos tienen un menor riesgo de padecer eventos cardiacos y una menor tasa de mortalidad cardiovascular, o que incluso este tipo de dietas puede reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2, debido a un menor impacto metabólico. Todo ello siempre y cuando se trate de dieta equilibrada y variada, incluyendo una gran diversidad de alimentos que aseguren un aporte adecuado de todos los nutrientes.

En este sentido, la última novedad es que una dieta vegetariana también podría tener beneficios en el caso de padecer una enfermedad renal. Así lo afirma un reciente estudio publicado en la Revista Clínica de la Sociedad Americana de Nefrología3 , que afirma que una mayor adherencia a una dieta saludable basada en plantas, o una dieta provenzal, se asocia con un menor riesgo de enfermedad renal crónica.

Igualmente, concluía que un mayor consumo de alimentos vegetales saludables (frutas, verduras, granos integrales, nueces, legumbres, café, té) se asocia con un menor riesgo y una disminución más lenta del eGFR.

Diferentes tipos de vegetales

Se trata, de hecho, del primer estudio que aborda la relación entre las dietas basadas en vegetales y el riesgo potencial de disminución de eGFR y enfermedad renal crónica en la población general. Así, se realizaron análisis en una muestra de 14.686 adultos de mediana edad, con el sesgo de estar previamente inscritos en un estudio sobre riesgo de arterioesclerosis. Durante una mediana de 24 años, se dieron un total 4.343 casos de enfermedad renal crónica en este grupo de pacientes.

De los mismos, se pudo observar que los participantes con mayor adherencia a una dieta saludable basada en vegetales tenían un 14 por ciento4 menos de riesgo de desarrollar una enfermedad renal crónica que los participantes con una menor adherencia a este tipo de dietas.

Sin embargo, no todas las dietas basadas en vegetales eran igual de efectivas, observando que la calidad de las fuentes vegetales de alimentos puede diferir, ya que las plantas ricas en nutrientes son más saludables y las plantas con alto contenido de carbohidratos refinados son menos saludables.

Teniendo en cuenta este último apunte, para saber cómo hacer que una dieta vegetariana sea realmente saludable, solo es necesario seguir los consejos de guías, como la del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido5 , y sustituir, si se prefiere, las proteínas que vienen de la carne o el pescado, por las que se pueden encontrar en el tofú, o los frutos secos sin sal, además de los huevos y la leche. Igualmente, toda dieta debe incluir siempre al menos cinco porciones de fruta y vegetales.

 

1https://www.ipsos.com/sites/default/files/ct/news/documents/2018-11/nuevas_tendencias_alimentarias_a_nivel_mundial_1.pdf

2https://www.ocu.org/alimentacion/comer-bien/informe/beneficios-de-la-dieta-vegetariana

3https://cjasn.asnjournals.org/content/14/5/682

4https://www.eurekalert.org/pub_releases/2019-04/ason-fah041819.php

5https://www.nhs.uk/live-well/eat-well/the-eatwell-guide/

Back To Top