Este sitio web está dirigido exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España

Sanofi

17 de abril de 2019 | Noticias
Los pacientes jóvenes pueden duplicar su esperanza de vida con un trasplante a tiempo

Pese a ello solo el 16% de los pacientes en terapia de reemplazo renal son menores de 40 años

Según los registros de la S.E.N[i], 55.000 personas se encuentran en Tratamiento Renal Sustitutivo en España, de los que aproximadamente la mitad han recibido un trasplante. Una de las características clave a la hora de recibir un trasplante es la edad del receptor, ya que aunque se haya estudiado cómo el trasplante renal en personas mayores de 70 años[ii] también tiene buenos datos de supervivencia, como se confirmaba en una investigación del Hospital Universitario Dr. Peset de Valencia[iii], lo cierto es que en personas menores de 40 es cuando se observan mejores resultados.

Así, un reciente estudio elaborado por expertos de la ERA-EDTA[iv] demostraba que en pacientes menores de 40 años, el trasplante renal podía incluso duplicar su esperanza de vida. La clave parece estar en que precisamente los pacientes más jóvenes son los que sufren un menor número de patologías asociadas y comorbilidades como diabetes, enfermedad cardíaca o hipertensión. Factores que pueden influir en el éxito del trasplante.

De esta forma, los datos del registro ERA-EDTA mostraron que un paciente de diálisis de 35-39 años tiene una esperanza de vida de menos de 15 años, mientras que un paciente en el mismo grupo de edad que consigue recibir un trasplante puede aumentar su esperanza de vida en otros 30 años.

La realidad de los trasplantes

Pese a estos datos, actualmente, según los registros de ERA-EDTA[v], la edad media de los pacientes en terapia de reemplazo renal es de 61,5 años.  Asimismo, solo el 16% de todos los pacientes que dependen del reemplazo renal tenían 40 años o menos.

A este respecto Luuk Hilbrands, presidente del grupo de trabajo DESCARTES (‘Desarrollo de la ciencia de la educación y el cuidado de la enfermedad renal’), de ERAEDTA, insistía en que “tenemos que hacer todo lo posible para que los pacientes jóvenes sean incluidos en la lista de trasplantes lo antes posible”.

Teniendo en cuenta que la evaluación médica habitual de los receptores de trasplantes es muy compleja y consume mucho tiempo, desde el grupo de trabajo DESCARTES se está trabajando en el desarrollo de una nueva evaluación de los candidatos a trasplante renal de bajo riesgo, que permita agilizar el proceso para tratar a los pacientes en una edad temprana y conseguir un mayor beneficio para los mismos. “Queremos maximizar la oportunidad del trasplante preventivo para estos pacientes jóvenes y aptos”, insistía Hilbrands.

Esta vía de evaluación rápida estaría destinada a un perfil concreto de paciente, es decir, un paciente de entre 18 a 40 años, que esté preparado para someterse a un primer trasplante renal, y que no padezca de diabetes o enfermedades cardiovasculares o cualquier anomalía del tracto urogenital, además de que no haya estado en diálisis por más de cinco años.

Los expertos, que aun trabajan en la aprobación de este informe presentado a principios de 2019, insisten en que en estos pacientes, “el trasplante les permite llevar una vida normal y también aumenta considerablemente su esperanza de vida”, y que, por lo tanto, debe ser una prioridad para los sistemas de salud.

 

[i]https://www.senefro.org/modules.php?name=home&lang=ES
[ii]https://www.saludadiario.es/hospital/un-estudio-avala-el-trasplante-renal-en-personas-mayores-de-70-anos
[iii]http://fisabio.san.gva.es/hospital-universitario-doctor-peset
[iv]https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30629182
[v]https://www.era-edta-reg.org/index.jsp?p=14

Back To Top