Este sitio web está dirigido exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España

Sanofi

19 de junio de 2018 | Noticias
El riesgo de desarrollar ERC es casi tan alto en las mujeres como en los hombres, siendo un poco mayor en mujeres

El Día Mundial del riñón es una iniciativa conjunta de la Sociedad Internacional de Nefrología y de la Federación Internacional de Fundaciones del Riñón. Cada año se celebra el segundo jueves del mes de marzo. En España, se celebra conjuntamente con la Sociedad Española de Nefrología (SEN), la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica (SEDEN) y la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). Este día todas las asociaciones ALCER distribuidas a lo largo de todo el territorio nacional salen a la calle para informar a la sociedad sobre la importancia que tiene el cuidado de nuestros riñones y prevenir esta patología1.

El Día Mundial del Riñón regresa todos los años en forma de campaña de concienciación global dirigida a crear consciencia sobre la importancia de nuestros riñones. En todo el mundo, cientos de eventos se llevan a cabo desde proyecciones públicas en Argentina hasta maratones de Zumba en Malasia. Lo hacemos todo para crear consciencia. En esta ocasión, el Día Mundial del Riñón y el Día Internacional de la Mujer 2018 se conmemoran el mismo día, ofreciéndonos la oportunidad de reflexionar sobre la importancia de la salud de las mujeres y específicamente su salud renal. En su 13º aniversario, el Día Mundial del Riñón promueve el acceso asequible y equitativo a la educación sanitaria, la atención en salud y la prevención de las enfermedades renales para todas las mujeres y niñas del mundo1.

La progresión de la ERC es más lenta en las mujeres que en los hombres

La ERC afecta aproximadamente a 195 millones de mujeres en todo el mundo y actualmente es la octava causa de muerte entre las mujeres, con cerca de 600,000 muertes cada año. El riesgo de desarrollar ERC es casi tan alto en las mujeres como en los hombres, siendo un poco mayor en mujeres. Según algunos estudios, la ERC es más probable que se desarrolle más en mujeres que hombres, con una prevalencia promedio del 14% en las mujeres y del 12% en los hombres. Sin embargo, el número de mujeres en diálisis es menor que el número de hombres. Al menos tres razones principales son reconocidas hasta ahora: la progresión de la ERC es más lenta en las mujeres que en los hombres, las barreras psico-socioeconómicas como una menor consciencia de la enfermedad llevan a un inicio tardío o no de diálisis en las mujeres y el acceso desigual a la atención es un problema en países que no tienen cobertura médica universal2.

Algunas enfermedades renales son más comunes en mujeres

Algunas enfermedades renales, como la nefropatía lúpica o la infección renal (pielonefritis aguda o crónica) generalmente afectan a las mujeres. Las infecciones renales (como la mayoría de las infecciones del tracto urinario) son más comunes en las mujeres y el riesgo aumenta durante el embarazo. Para garantizar buenos resultados, como la mayoría de las enfermedades renales, el diagnóstico y el tratamiento deben ser oportunos2.

Enfermedad renal y embarazo

La ERC también se considera un factor de riesgo para el resultado adverso del embarazo y la fertilidad reducida. Las mujeres que tienen enfermedad renal crónica corren un mayor riesgo de tener resultados negativos para la madre y el bebé; los embarazos en mujeres con ERC avanzada son los más desafiantes con altas tasas de trastornos hipertensivos y nacimientos prematuros. Pueden tener fertilidad reducida, pero la concepción es posible, incluso si es poco frecuente, en diálisis. En diálisis, los resultados mejoran con el tratamiento de diálisis intensivo (diario o casi diario), lo que exige programas específicos para las mujeres en edad fértil. En las mujeres trasplantadas con éxito, la fertilidad se puede restaurar y las posibilidades de un nacimiento exitoso aumentan. Sin embargo, como las complicaciones se observan con más frecuencia que en la población general, siempre se debe buscar asesoramiento médico antes de la concepción. La carga de esas complicaciones maternas es particularmente alta para las mujeres en los países en desarrollo, debido al acceso insuficiente a la atención prenatal universal y oportuna, al manejo inadecuado de las mujeres con preeclampsia y a la falta de disponibilidad de diálisis por enfermedad renal aguda grave2.

8 Reglas de Oro

  1. Mantenerse en forma y activo
  2. Mantener un control regular de los niveles de glucosa en sangre
  3. Monitorear tu presión arterial
  4. Comer saludablemente y mantener tu peso bajo control
  5. Mantener una ingesta de líquidos saludables
  6. No fumar
  7. No automedicarse
  8. Checar tu función renal si tienes uno o más factores de alto riesgo2

 

 

1World Kidney Day and the International Women’s Day 2018.
2Kidneys & Women’s Health: Include, Value, Empower

Back To Top