Este sitio web está dirigido exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España

Sanofi

18 de septiembre de 2017 | Noticias
El síndrome nefrótico es la primera indicación en España para la biopsia renal

La biopsia renal es uno de los procedimientos que más ha contribuido al conocimiento de las enfermedades renales. Se utiliza desde hace casi 60 años y algunos aspectos acerca de sus indicaciones, técnicas de obtención de tejido renal, procesamiento de la muestra, complicaciones y balance riesgo-beneficio no han perdido vigencia. Es una técnica invasiva y, aunque en la mayoría de los casos no hay complicaciones, siempre existe un cierto riesgo.

La biopsia renal es un procedimiento indispensable en el estudio de muchas enfermedades renales, pero es necesario tener criterios bien definidos acerca de sus indicaciones para que tenga rentabilidad diagnóstica, ayude a establecer el pronóstico y contribuya a modificar el tratamiento. Las indicaciones de la biopsia renal cambian dependiendo de los médicos, de los centros e incluso de las épocas. De hecho, no hay guías clínicas acerca de sus indicaciones, lo que explica cierta disparidad entre los centros encargados del estudio de las enfermedades renales. No todos los países tienen los mismos criterios y en muchas ocasiones las posibilidades de estudio o la interpretación de los resultados influyen sobre cuándo y a quién se debe realizar biopsia renal. En cualquier caso, la indicación se basa en el síndrome o síndromes clínicos predominantes y debe ser discutida en cada servicio de forma individualizada. En nuestro medio contamos con el Registro de Glomerulonefritis de la Sociedad Española de Nefrología que ha recogido más de 22.000 biopsias renales de riñones nativos desde 1994, con una media aproximada de 1.300 biopsias anuales. En otros países estas frecuencias no son las mismas, pero las discusiones respecto a las indicaciones son prácticamente universales. Dado el creciente número de pacientes ancianos, también se ha demostrado su utilidad en este grupo de edad.

Indicaciones para la biopsia renal

El síndrome nefrótico es la primera indicación en España y la menos discutida, en general, seguida del Fracaso Renal Agudo; la microhematuria aislada; la proteinuria aislada no nefrótica; la proteinuria, microhematuria y alteraciones del filtrado glomerular; el síndrome nefrítico; las enfermedades sistémicas y el trasplante renal.

Es indispensable que para hacer una biopsia renal se cumplan las siguientes condiciones: agotar todos los procedimientos no invasivos para el diagnóstico de enfermedades renales cuyos signos y síntomas son compatibles con enfermedades parenquimatosas; considerar que la información suministrada por la biopsia va a proporcionar un diagnóstico lo más certero posible; asegurar que se puede hacer estudio por un patólogo experto, con microscopio óptico, inmunofluorescencia, microscopio electrónico y otras técnicas como las basadas en la biología molecular y prever que este diagnóstico influirá en el tratamiento y el pronóstico. En ningún caso se debe aceptar que la biopsia sirva para completar un diagnóstico sin transcendencia clínica o como objetivo de docencia para residentes u otros médicos en periodo de formación. Hacer una biopsia renal supone un compromiso ético y profesional donde el médico y el paciente deben estar de acuerdo.

Las contraindicaciones más importantes son las alteraciones de la coagulación, la presencia de riñones pequeños o con anomalías anatómicas, la infección urinaria y la hipertensión descontrolada. Es necesario reconocer los pacientes de mayor riesgo: presencia de insuficiencia renal, antecedentes de hipertensión, cortical adelgazada y edad avanzada. En estos pacientes está justificado el uso profiláctico de desmopresina. La complicación más frecuente y grave es la hemorragia, que se puede resolver, en la mayoría de los casos, con medidas conservadoras1.

Para el anatomopatólogo Vázquez Martul, la biopsia renal debe servir para llegar a un diagnóstico de certeza, orientar el tratamiento e informar acerca del grado de actividad y de cronicidad. Una buena prueba de la importancia y utilidad de esta colaboración en nuestro país son las reuniones anuales del Club de Nefropatología donde se discuten datos clínicos e histológicos de casos representativos de las enfermedades renales que requieren biopsia renal. Los casos clínicos completos se pueden ver y descargar desde la página web de la Sociedad Española de Nefrología.

 

1Rivera Hernández F. Biopsia Renal. En: Lorenzo V, López Gómez JM (Eds) Nefrología al Día.

Back To Top