Este sitio web está dirigido exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España

Sanofi

22 de octubre de 2018 | Noticias
Una nueva guía clínica resume las novedades de la medición de las magnitudes biológicas en orina

Algunos estudios estiman que más del 70 por ciento de los errores en la interpretación de los resultados de orina son originados en la parte preanalítica

No solo los facultativos especialistas de laboratorio deben tener un conocimiento sobre las magnitudes biológicas de la orina, también a nefrólogos, endocrinólogos, internistas y otros especialistas también han de manejar los resultados de una prueba de orina.

Con el objetivo de facilitar esta labor, y de tener toda la información de una prueba básica reunida en un solo documento de fácil consulta, la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio ha editado una nueva monografía[i], que reúne todas las novedades en la medición de las magnitudes más habituales y ofrece una serie de pautas sobre su manejo.

En palabras de Javier Morales, presidente de la Comisión de Función Renal y Urianálisis de la Sociedad y uno de los directores y coordinadores de esta monografía, “es fundamental que todos conozcamos la problemática de la solicitud, manejo, análisis e interpretación de este tipo de pruebas”. Esta reflexión proviene porque desde esta misma comisión se realizó una encuesta sobre cuestiones preanalíticas de la orina “y detectamos una gran variabilidad en la recogida, entrega y el procesamiento de la muestra de orina”.

La importancia de la fase preanalítica

A raíz de la encuesta y de su experiencia profesional, el especialista considera que los laboratorios clínicos se tienen que implicar más en la gestión e interpretación de los análisis de orina. “Lo más importante es asegurarse de obtener una muestra de calidad para obtener buenos resultados. Actualmente, la calidad en la medición de las magnitudes está bien controlada, pero fallamos en la parte preanalítica”.

Tal y como han señalado estudios anteriores[ii], “el incorrecto cumplimiento de la fase preanalítica de los exámenes de laboratorio propicia un resultado no útil y de calidad no óptima”. Asimismo, Ruth Cano Corres, del Laboratori Clínic del Hospital Universitari de Bellvitge y Xavier Fuentes Arderiu, consultor en Ciències de Laboratori Clínic, exponían en un documento de trabajo[iii] que “diversos estudios ponen de manifiesto que la mayor parte de los errores se dan en la fase preanalítica”.

Según el mismo documento, cabe recordar que esta fase, que considera conjuntamente las fases premetrológica y preexaminatoria, incluye todos los pasos desde que se solicita la medición o el examen hasta que se ejecuta; es una fase muy amplia que incluye procesos tanto fuera, como dentro del laboratorio clínico.

Sobre la misma, Javier Morales concluye que “algunos estudios estiman que más del 70 por ciento de los errores en la interpretación de los resultados de orina son originados en la parte preanalítica”. En este sentido, uno de los objetivos de esta nueva monografía pasa por que todos los profesionales sepan qué se puede y qué no se puede hacer con una muestra y propiciar que “no tengamos miedo a rechazar una orina, si sabemos que vamos a obtener unos resultados que nos pueden llevar a una interpretación errónea”.

Aspectos prácticos

La monografía incluye asimismo todas las novedades en el manejo de los análisis de orina que se han producido durante los últimos años. En concreto, se destaca la utilización de materiales y técnicas de referencia para la obtención de calibradores, como los de la creatinina o la albúmina en orina que están a punto de salir; la utilización, cada vez más extendida de la creatinina enzimática para evitar interferencias; o la aceptación generalizada de cocientes con creatinina como es el caso de las proteínas o la albúmina en orina.

Asimismo, para cada una de las principales magnitudes bioquímicas se parte de una visión fisiopatológica y, a continuación, se describen sus aplicaciones clínicas, se analiza cuál es el tipo de muestra más aconsejable y se dan directrices para ayudar a la interpretación de los datos.

Pese a lo completo de la guía, hay magnitudes que no se han incluido puesto que todavía están en estudio, aunque se prevé que  podrán tener utilidad en el futuro, sobre todo en el diagnóstico y pronóstico del daño renal agudo.

 

[i]http://publicaciones.seqc.es/12-monografias

[ii]http://www.remij.sld.cu/index.php/remij/article/view/89/188

[iii]http://www.ifcc.org/media/214854/Errores%20en%20el%20laboratorio%20cl%C3%ADnico.pdf

Back To Top